Los suelos de madera deben aportar mucho más que su encanto natural. Un suelo también debe ser duradero. Debe poder soportar la presencia de niños y mascotas, así como pequeños accidentes y celebraciones festivas. Al fin y al cabo, lo que desea es que su suelo siga luciendo atractivo tanto tiempo como sea posible. Los suelos de madera Pergo están diseñados exactamente para ello.